lunes, 25 de agosto de 2014

Los pactos son para ser cumplidos


"Pacta sunt servanda" (Los pactos son para ser cumplidos) decían los romanos. No sé si Di María está bien o mal pagado  de acuerdo con su rendimiento; tampoco si otros que no meten tanto el pie, están mejor pagados que él. La obligación de un profesional es entrenar, estar preparado  y jugar lo mejor posible, cada vez que salga al terreno de juego; el club debe pagarle lo pactado en el tiempo y en la forma que se firmó. Hoy no sucede así. En la vorágine del tiempo, de lo inmediato, de lo perecedero, ni la palabra ni los pactos se cumplen. Están para no cumplirse. Entonces ¿Para qué se firman? Di María es un excelente jugador; hay muy pocos jugadores en el mundo que tengan  rapidez, desborde, pase y gol, como los tiene él. Su rendimiento la temporada pasada está fuera de toda duda: su concurso fue esencial para conseguir la Décima  Copa de Europa y la Copa del Rey. El problema es que se siente minusvalorado en un club lleno de estrellas; considera que el Real Madrid no le paga ni le estima en la medida que él rinde, mientras que sí lo hace  con otros jugadores de su misma condición y rendimiento; así piensa él. Acertado o no, bien o mal aconsejado por su entorno o por su representante, acabó por pedir un aumento de sueldo que el Real Madrid no está dispuesto a concedérselo. Los "acomodos" de sus partes nobles ante el público  del Bernabeu, y las declaraciones efectuadas contra su compañero Cristiano Ronaldo en el mundial de Brasil, se entienden, como una forma de manifestar su descontento con el club y de  reivindicar lo que él considera que es justo. Con independencia del montante total de su sueldo -en comparación con otros jugadores- en el que no entramos, consideramos que se le debe exigir el cumplimiento del contrato, y si no está de acuerdo, venderlo por una cantidad superior a la que costó, calculando -en la medida de lo posible- los daños ocasionados al club en su planificación deportiva. El pragmatismo y el sentido común de un club señor como el Real Madrid, han de imponerse y no debe retener a ningún jugador en contra de voluntad. Aunque seguimos pensando que  "Pacta sunt servanda".

Antonio González Padilla
Peña Madridista El Esparto

domingo, 24 de agosto de 2014

XV ANIVERSARIO PEÑA MADRIDISTA EL ESPARTO



Con algunos días de retraso pero no con menos gozo, celebramos el sábado pasado día 9 de agosto, el XV Aniversario de la Peña del Esparto de Fiñana. Alrededor de cincuenta personas entre peñistas y familiares, nos dimos cita en el Parque de Montagón de Abla, para pasar un día al aire libre de convivencia y armonía. La directiva, queríamos que fuese un encuentro especial porque no solo se celebraba un aniversario de la Peña, sino la consecución de la Décima Copa de Europa del Real Madrid y la Copa del Rey. Alrededor de las 12:30 se fueron congregando los primeros participantes que bajo la frondosidad del lugar y los sones del himno del Real Madrid, (gentileza de Damián) empezamos una jornada en la que tanto mayores, jóvenes y niños comenzamos a sentarnos en torno a las mesas que el restaurador José María  del Bar La Esquina, había preparado con esmero. Con la inestimable ayuda de Matías Clares, dimos cuenta de un jamón Navidul, que aún no sabemos si estaba bueno o malo, pero que ninguno tuvo tiempo de emitir un juicio, porque, -ya se sabe, que cuando la boca está llena, sobran las palabras. Tampoco faltaron los aperitivos, regados con un grifo de cerveza instalado en el lugar y un botellero repleto de toda clase de bebidas. Pero lo bueno estaba por llegar. Eran las dos y media, cuando dos suculentas paellas una de carne y otra de mariscos, hicieron su aparición. La de pescado desapareció en un pis pas, la de carne sobró para repetir y hartarse. No faltó el postre y los sabrosos pasteles de medias lunas de merengue, (como buenos madridistas) y un surtido de pasteles, cual mejor, de las diversas reposterías de Fiñana. La tarde transcurrió entre pasodobles fandaguillos y bocadillos... con buenos tragos de cerveza y cubalibres. La despedida de la fiesta fue ya tarde, hasta que el cuerpo aguantó; no sin antes, hacer votos entre todos los presentes por los éxitos del Real Madrid, y por volver a encontrarnos el año que viene con alguna otra copa de más, -y no precisamente de alcohol, que también-, sino  de esas que se conquistan en el terreno de juego y que identifican al campeón de Europa,  su excelencia y calidad, frente a otros que solo pueden presumir de segundones,  y de ser más que un club... !!! HALA  MADRID !!!

Antonio González Padilla
Peña Madridista El Esparto

Noticias Real Madrid

Se ha producido un error en este gadget.